Páginas vistas en total

sábado, 24 de julio de 2010

Diario de Douven Standish (extracto de los días previos a su rapto)

Día 1: Salir de la Cima del Salto ha sido una decisión dificil para mi, los lugareños siempre han sido muy amables conmigo, y tras la marcha de mis estudiantes, a los que dí comida y alojamiento y les enseñe todo lo que pude, creo que necesito sentirme vivo de nuevo, y he pensado ir en busca de una pequeña reliquia en el corazón de La Marca de Piedra, ¡en una zona donde se rumorea que hay enterrado un viejo dragón!, de esos que son ya imposibles de ver, así que mañana partiré con el alba hacia una nueva aventura.

Día 2: El día ha sido duro, pero antes de llegar a mi destino, voy a hacer un alto en el camino para descansar del viaje y tomar provisiones en una pequeña población, que parece de amables habitantes.

Día 5: En Refugio Invernal todo el mundo quiere ayudarme, aunque no se porqué, veo en sus corazones una preocupación que les atemoriza y les hace no ser ellos mismos a veces, como si unos ojos que no son de este mundo les.... (ilegible, está tachado).

Día 20: En Refugio Invernal he hecho amistades, pero sobretodo ha sido con Eilian el Viejo con el que he trabado una relación más sólida, quiza por nuestra similar edad. Fue agradable conocer a alguien tan risueño y gracioso, ¡aunque me engañó perdiendo unas cuantas monedas con su famoso juego, el Ogro Dormido! - creo que algún día volveré a jugar, se que el juego es arriesgado, pero me gustaría saber su truco y aprovecharlo para darle a Eilian algo de su propia medicina - Sigo buscando la zona exacta donde puede que esté enterrado el viejo dragón, ardo en deseos de conseguirlo.

Día 21: Las historias de vampiros y otras criaturas aberrantes mucho peores corren por Refugio Invernal, de boca en boca entre los caballeros de la guardia del pueblo; es probable que solo sean mamarrachadas, pero me inquietan. Pero sobre todo me ha llamado la atención una leyenda, de un antiguo caballero muy temido y respetado, que murió encerrado en unas mazmorras por sus propios camaradas, tras ser poseido por algún tipo de fuerza maligna que le hizo matar a su propia esposa y a sus hijos, luego murio de pena entre esos muros de la mazmorra... creo que tendré que investigar más esta interesante leyenda, ¡quizá haya algún suculento tesoro que descubrir detrás de esta gran historia!

Día 25: Por fin he encontrado la zona, llevo excavando la tierra lentamente desde hace varios días, y ya he desenterrado parte de los huesos del dragón muerto, ¡es enorme! me hubiera gustado verlo vivo, desde una distancia prudencial, eso sí.

Día 26: Ahora mismo estoy en la excavación, escondido entre unos matorrales. He encontrado una pequeña caja enterrada cerca de la ubicación del dragón, pero no he podido cogerla ya que justo en ese instante, unas criaturas (el líder parece un gnomo) han llegado rápidamente, con actitud hostil, y me he escondido en el primer sitio que he podido, espero que no me hayan visto.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario